Legitimar sentimientos

Hola a Tod@s,

 

Hoy quería hablar de la importancia de ser capaces de legitimar los sentimientos de los demás.

 

La legitimación viene a ser lo mismo que la aceptación, pero antes de nada quiero hacer una pequeña distinción entre aceptación y tolerancia, y aceptación y resignación, para que entendáis todos perfectamente lo que viene a continuación.

 

La aceptación es que legitimas que alguien es diferente a ti y lo respetas, NO QUIERES QUE CAMBIE. En cambio, la toleranciasignifica que entiendes que alguien es diferente a ti pero consideras que si cambiase sería mejor, por lo que INTENTAS QUE CAMBIE. Por otro lado la resignación se diferencia de la aceptación en que legitimas que alguien es diferente a ti porque NO PUEDES CAMBIARLO.

 

Estoy segura de que muchas veces os habéis encontrado en la tan frustrante situación de estar intentando explicar como os sentís y no conseguir que os entiendan, o al revés, estar intentando entender como se siente el de en frente y no ser capaz. Os voy a decir algo que a mí me ha liberado de muchísimas discusiones: NO HAY QUE ENTENDER NI CONSEGUIR QUE TE ENTIENDAN, SOLO HAY QUE RESPETAR COMO SE SIENTEN LOS DEMAS Y CONSEGUIR QUE RESPETEN COMO TE SIENTES TÚ.

 

Cada uno de nosotros somos personitas que sienten de una manera determinada debido a nuestras experiencias y creencias. Por ejemplo: Yo he nacido en una familia donde estaba bien visto (legitimado) mostrar la tristeza pero, sin embargo, estaba mal visto mostrar el enfado. Hoy en día, debido a esto, me es mas cómodo lidiar con una persona triste que con una persona enfadada. Esto es así para mí, además de un millón de cosas más, que han influenciado en mi manera de sentir y de gestionar mis emociones. Dejadme que lance un par de preguntas para ahondar en esto:

 

El de en frente ha tenido exactamente la misma infancia que yo? NO. Ha tenido la misma familia y si es así, ha tenido la misma dinámica dentro de la familia que yo? NO. Ha tenido las mismas relaciones amorosas que yo? NO. Ha tenido los mismos éxitos y fracasos profesionales que yo? NO.

Entonces, por qué pretendemos que sientan igual que yo!? Qué ridículo no!?

Y entonces, por qué pretendo entender como se siente el/ella todo el tiempo? Y que él entienda como yo me siento todo el tiempo? que agotador, no… ?

 

La gran frase: NO PIDO QUE ME ENTIENDAS PERO SI QUE ME RESPETES.

 

Es hora de que seamos lo suficientemente humildes como para aceptar que la persona que tenemos en frente, sea quien sea, es radicalmente diferente a mí, y por tanto, siente de manera distinta a mí. Por qué entonces nos embarcamos en discusiones sobre cómo debería o no sentirse alguien? Lo único que conseguimos con esto es sentirnos frustrados y frustrar al otro también.

 

Qué bonito sería que fuésemos capaces de aceptarnos y de respetarnos mutuamente. Así conseguiríamos una convivencia mucho más pacífica y por tanto, más feliz.

 

 

Os mando mucho amor,

Claudia

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados